Principios

Nuestras acciones están encaminadas a un reparto de bienes absolutamente solidario

Propuesta

Fundación Toma de Mi está abierta a la recepción de stocks de ropa nueva...

Por Que?

Entendemos que dentro del actual sistema económico de consumo existen productos que ...

Que somos

Fundación Toma de Mi es una organización dedicada a la gestión de bienes de primera necesidad con el objetivo de hacerlos llegar gratuitamente a los más necesitados.

Nuestro campo de actuación es internacional, si bien la prioridad es el territorio de España.

Nuestro objetivo es hacer llegar a todos los destinos posibles ropa nueva y alimentos, pero también cualquier otro bien que pueda ser útil para el desarrollo de actividades educativas o de formación y reinserción social, así como el acceso o creación de una vivienda digna.

Fundación Toma de Mi no solicita cuotas de colaboración o suscripciones, ni depende de subvenciones estatales, gubernamentales o privadas. Pretende ser auto-sostenible y financiarse por sus propios medios.

Descarga nuestros estatutos


Download: About us in English

This text has been translated into English by Samuel Sadek from the PerMondo initiative for free translations.

Principios y Valores

Nuestras acciones están encaminadas a un reparto de bienes absolutamente solidario, generoso y altruista, por parte de todos intervinientes en el proceso.

Somos una organización totalmente independiente, moral, económica e ideológicamente. No estando ligada en modo alguno a movimientos, organizaciones o partidos políticos.

Como organización, somos neutrales en política, economía y religión, no tenemos adscripción ideológica, no tomamos partido ni emitimos juicios de valor.

No discriminamos por etnia, sexo, religión, nacionalidad, opinión, minusvalía o enfermedad.

Tendremos siempre a disposición de todo aquel que lo desee el estado de las Cuentas, con información al detalle de la gestión de los productos o servicios recibidos.

Nuestra propuesta

Fundación Toma de Mi está abierta a la recepción de stocks de ropa nueva que por cualquier motivo hayan quedado fuera de los canales comerciales. De estos un 30% será gestionado comercialmente para obtener recursos económicos para la Fundación y el otro 70% será entregado gratuitamente a las personas que lo necesiten o a otras fundaciones, ONGs u organizaciones que puedan hacerlos llegar a su destino con total garantía de nuestros principios y valores.

Así mismo, estamos abiertos a la recepción de alimentos que por “pronta caducidad” o por ser excedentes, vayan a quedar fuera de los canales comerciales. Haciéndolos llegar íntegra y gratuitamente a comedores sociales, fundaciones, ONGs u organizaciones que puedan gestionarlos para su aprovechamiento por los necesitados, siempre con garantía de nuestros principios y valores.

Otra línea de actuación será la recepción y gestión de todo tipo de material para uso educativo. Procurando su canalización a proyectos educativos en curso o en proyecto, en cualquier parte del mundo.

Además, nos proponemos promover el empleo productivo dirigido a parados/as de larga duración, afectados/as por exclusión social y, expresidiarios/as. Con especial atención a los grupos familiares.

¿Por Que?

Entendemos que dentro del actual sistema económico de consumo existen productos que por motivos puramente comerciales quedan fuera de los canales de venta, suponiendo incluso un problema para fabricantes o distribuidores.

Sabemos también que por las actuales circunstancias del sistema económico y social muchas personas no pueden o tienen serias dificultades para acceder a bienes de primera necesidad y nos hemos propuesto crear un canal que posibilite su acceso e ellos.

Creemos que el sistema es lo suficientemente productivo como para poder repartir solidariamente con los más necesitados, sin que ello suponga merma alguna para sus resultados comerciales o económicos. Tratando así de paliar o evitar brechas sociales que dificulten el desarrollo de las personas y del conjunto de la sociedad.

No se trata de dar limosnas, sino de dar acceso a lo necesario para mantener una vida digna dentro de un sistema de consumo. Facilitando así la integración en el sistema social de los grupos sociales más débiles económicamente.